Ciclismo, naturaleza, fotografía.

CICLISMO, NATURALEZA, FOTOGRAFÍA, MTB, RUTAS.

jueves, 26 de septiembre de 2013

BIKE WEEKEND LAS ROZAS 22/9/2013

Este fin de semana la localidad madrileña de Las Rozas ha albergado la celebración del "Bike Weekend", donde se han desarrollado múltiples actividades relacionadas con el mundo del MTB. Un pueblo que lleva años fomentando la utilización de la bicicleta como medio de transporte, de ocio y por supuesto deporte. El evento estrella era la cuarta prueba del calendario FIAT MTB 4 Estaciones, una carrera que nace de las cenizas del antiguo Festibike.


Bike Weekend, Las Rozas.

Las buenas impresiones que me había dejado la "Ruta de los Vinos" me hicieron alistarme finalmente a esta "Bike Weekend". Para esta cuarta prueba de la liguilla se habían divido las salidas en dos días distintos. El sábado se celebraba la marcha corta de 34 kms, dejando en exclusiva la ruta larga para el domingo, que según datos de la organización disfrutarían un total de 913 bikers sobre un trazado innovador de 62 kms.




Siguiendo el espíritu no competitivo de estas carreras, una vez más, la empresa organizadora nos ha privado de una clasificación. No es algo que valore por encima de otras cosas, pero si que a la mayoría nos gusta conocer nuestros tiempos en meta y compararlos con el resto. No creo que llevar un chip fomente la competición entre los participantes. En mi caso, al menos, no es así, solamente es algo informativo que me ayuda a saber mi progresión. Muchas otras carreras cicloturistas ofrecen los tiempos de cada corredor y la filosofía no deja de ser la misma siempre: Pasar un día estupendo con la bicicleta, simplemente.


Un buen madrugón me había proporcionado un puesto puntero en la parrilla de salida, quizás entre los cien primeros. No es que pretendiera ganar, no tengo ese nivel, ya quisiera yo. Pero el día anterior mi colega Pequeño había participado en la marcha corta y me había prevenido sobre posibles tapones al comienzo, recomendándome salir lo más adelante posible. Antes de la salida el speaker nos daba una serie de recomendaciones a tener en cuenta.



Nos comentó donde había puntos conflictivos, los lugares donde estaban establecidos los avituallamientos y sobre todo puso mucho esmero en que anotáramos un número de móvil. Dejándonos claro que era muy importante dejar la linea libre, solo para ser utilizada en caso de accidente, caída muy grave o similar. Nunca para llamar para cualquier incidente distinto. Ni perdidas, ni averías, etc. Lo que capté de este mensaje no era nada bueno obviamente. ¡A ver lo que nos tenían preparados estos!.


Puntuales, a las 10´00 nos dan la salida, después del discurso del alcalde de turno. Como es habitual en este tipo de carreras, y más aún en los que se sitúan delante, todos salimos a muerte, con el cuchillo entre los dientes, buscando meter la rueda para ir adelantando sitios. Los primeros kms se realizan por asfalto, saliendo de Las Rozas por las calles de las urbanizaciones, terreno favorable cuesta abajo que sirve algunos para ir ganando puestos.




martes, 17 de septiembre de 2013

PUERTO DE NAVAFRIA (por sus dos vertientes en flaca) 7/9/2013

Recorrido de ida y vuelta que une las poblaciones de El Cuadrón y Navafría. Por el camino se asciende el espectacular puerto de Navafría, considerado de primera categoría por sus dos vertientes. Dos espectaculares subidas que además es la única conexión que existe por carretera entre el valle de Lozoya y la provincia de Segovía. 


Puerto de Navafría.
Es evidente que este año la salud no me esta respetando. Al dolor crónico que tengo en la rodilla, victima de la condramalacia rotuliana, esta vez se unieron durante los meses de abril y mayo unos graves problemas estomacales. Además al principio del verano tuve un serio ataque de conjuntivitis que me duro otras tres semanas y para mayor desgracia he estado todo el mes de agosto de baja por una ciática que me ha imposibilitado para hacer cualquier tipo de actividad.




Un mes aciago, sin poder trabajar, que me ha dejado también sin la posibilidad de hacer ningún tipo de deporte. Guardando reposo de la cama al sillón y del sillón a la cama, con el único aliciente de dar un pequeño paseo caminando alrededor de la manzana para no quedarme entumecido. Con este panorama obviamente la poca condición física que tenía desapareció. La medicación a base de corticoides, anti inflamatorios y demás porquerías que me he metido para el cuerpo me han dejado echo un cerdo, con diez kilos de más y una forma lamentable. Me miro al espejo y no me reconozco. Y lo que es peor, aunque ya puedo movilizarme, trabajar y hacer vida casi normal, sigo teniendo un cuadro estable de dolor que se inicia en el lado izquierdo de las lumbares y baja por la pierna hasta la planta del pie. Es un dolor soportable con el que convivo, pero molesto.


De todas formas tenía muchas ganas de retomar la bicicleta y la semana pasada hice un pequeño test para ver que tal me encontraba junto a Manzana que estrenaba su nueva flaca. Hicimos pocos kms con escaso desnivel, pero terminé con buenas sensaciones. La posición sobre la bicicleta y pedalear no me molestaron más que el hecho de caminar, estar sentado o de pie. Así pues después de este primer intento, tenía ganas de emprender una empresa algo más ambiciosa.




Las rutas de ida y vuelta no me atraen especialmente. Me gusta mucho más las rutas circulares que pasan por lugares distintos a lo largo de todo el trayecto, pero parece que últimamente me estoy aficionando a las primeras. Desde hace tiempo tenía ganas de abordar el puerto de Navafría por sus dos vertientes. Un puerto clásico del ciclismo de carretera que quería completarlo. Un recorrido de ida y vuelta comenzando la ruta desde la localidad de El Cuadrón y como punto más alejado la población de Navafría ya en la provincia de Segovía donde tenía planeado darme la vuelta.


Las previsiones meteorológicas no eran nada buenas, dando para las primeras horas del día continuos chubascos por la sierra de Guadarrama y en especial en los puntos más altos de las montañas temperaturas bajas y llovizna. Desafiando la climatología sobre las 9,20 de la mañana inicio la ruta desde la oficina de turismo de El Cuadrón, el primer pueblo que nos encontramos a la salida de la A-1 cuando cogemos la M-604, la carretera que recorre el valle de lozoya.




Hasta alcanzar Lozoya, donde comienza el ascenso al puerto de Navafría, tengo por delante casi 13 kms que se convierten en un autentico deleite para los sentidos. Allá donde miremos encontraremos belleza. Rodeados de montañas, agua, bosques. Una calzada que discurre por plena naturaleza. Evidentemente el valle de lozoya es uno de mis lugares preferidos, tanto para montar en bicicleta como para venir a disfrutar de un día de campo con la familia. Es un sitio fantástico, me encanta. Los primeros kms la carretera tiende claramente hacía abajo, tendencia que se rompe tras superar el río Loyoza.


sábado, 7 de septiembre de 2013

ORBEA ALMA S30 (Modelo 2011)

Pues mi otra compañera de rutas es la Orbea Alma S30 modelo del año 2011. Ahora que todo el mundo apuesta por las bicis de MTB de 29" o por las de doble suspensión yo cada día me encuentro más satisfecho con mi bicicleta rígida de carbono de 26". Una máquina espectacular que se caracteriza por su ligereza lo que la convierte en una trepadora rapidísima. 





Echando la vista atrás en el tiempo uno se pregunta a veces cosas. Por ejemplo si hice bien vendiendo mi antigua TREK 6700 para después adquirir mi actual Orbea Alma. En este caso la respuesta es un rotundo si. Aquella bici solo me dio problemas y afortunadamente desde que cambié a mi precioso carbono todo ha ido como la seda. Solo llevo unos meses con ella, los suficientes para darme cuenta que es una bici que se ajusta perfectamente a mis características. Una bici que destaca por su escaso peso, apenas llega a los 10 kilos, gracias a su cuadro inconfundible de carbono, sus componentes de alta gama y las robustas pero ligeras ruedas preparadas para tubeless.




Es curioso que Orbea para su catalogo 2014 ya no fabriqué bicicletas de carbono con el tamaño de rueda de 26". Esta claro que las marcas están apostando fuerte por las ruedas grandes, aun sabiendo que también tienen sus detractores. Sin embargo las tendencias del mercado contrastan con los gustos de muchos bikers que sabemos con certeza que para mover una rueda de 29" en pendientes prolongadas se necesita mucha más fuerza que una de un tamaño menor. En mi caso personal, que priorizo ir rápido en subidas, puesto que es la especialidad que más me gusta, donde más disfruto, en detrimento de otros terrenos, no tengo ninguna duda al respecto, me quedo con mi rueda de 26". En las subidas meto el plato pequeño combinando los piñones intermedios y la Alma va como una autentica bala.




El cuadro de fibra de carbono de la Orbea Alma es inconfundible, con un tubo diagonal único, no hay una bici igual en el mercado con ese diseño tan rompedor. Particularmente me parece preciosa y espectacular. Como siempre la marca nos da garantía de por vida en sus cuadros y como no podía ser de otra manera en los de carbono también. Es una bicicleta super rígida, el impulso de nuestras piernas se transforman en potencia a través de los pedales catapultando la bicicleta a velocidades muy altas, sin queremos, no se desperdicia ni un solo gramo de fuerza. Evidentemente es un cuadro con claro espíritu competidor, encaminada a encontrar una postura racing, donde yo sorprendentemente me encuentro muy cómodo. En mi caso una talla M, que bien puede valer a cualquier persona que mida entre 1,70 y 1,80 cm haciendo los ajustes adecuados.


viernes, 6 de septiembre de 2013

ORBEA AQUA TTG modelo 2012.

Tenía ganas de presentar en sociedad mi flaca, la Orbea Aqua TTG del año 2012. Una bici con la que estoy encantado y con la que estoy disfrutando de verdad. Inmiscuirme en el mundo del ciclismo a través de esta bicicleta ha sido todo un acierto. Una bici que destaca por su cómoda geometría, ideal para principiantes que se inician y por llevar unos componentes de calidad.





Solo puedo hablar bien de este año y medio que llevo montando en mi flaca por las carreteras de Madrid y sus alrededores. Ha sido una experiencia muy positiva para mi, simultanear el mtb y la carretera me ha permitido mejorar mucho el aspecto físico y disfrutar mucho más de la bicicleta en general. No es lo mismo discurrir por asfalto con una bicicleta de carretera que con una de montaña. Para mi el cambio ha sido brutal, las flacas son bicicletas diseñas y construidas para sacar todo su rendimiento sobre asfalto, lugar donde evidentemente podemos disfrutar a tope de la Orbea Aqua.




Esta bicicleta destaca a simple vista por su espectacular estética, con una combinación de colores azul y blanco que la hacen muy llamativa. La marca ofrecía otras opciones, pero particularmente a mi me pareció la más bonita esta composición. La gama Aqua es en Orbea el primer escalón que nos encontramos a la hora de elegir bicicleta de carretera. Su cuadro de aluminio es sorprendentemente ligero y muy rígido. La potencia de la pedalada se transmite de forma impecable haciendo volar esta máquina. La talla 51 sería la ideal para una persona de estatura entre 1.70 y 1,75, como es en mi caso. Aun así al principio tuve que realizar algunos ajustes para encontrarme realmente cómodo. Sustituí la tija original, que aparentemente parece de carbono, pero no lo es, por otra sin retroceso y cambie también la potencia por una más corta reduciendo la distancia longitudinal, de sillín a manillar bastante, con esto conseguí una adaptación perfecta.




En lo que se refiere a componentes, la Orbea Aqua TTG apuesta por la marca Shimano para equiparla. Bielas, manetas, desviador y piñonera Tiagra. El cambio es el famoso e infalible 105 que tan buenos resultados ha dado siempre. Comentar que en mi caso desde que tengo la bici aun no he tenido ningún desajuste en ninguna pieza. Todo funciona a la perfección, se trata de componentes de gama media pero de alta calidad que cumplen de sobra. Aunque también existe la opción, sobre todo en este tipo de bicicletas de iniciación, de incorporar transmisión de tres platos. Pero yo en mi caso opté por una transmisión de 20 velocidades con un plato compact de 50x34 y una piñonera de 12-28. Considero que los tres platos son completamente innecesarios.