Ciclismo, naturaleza, fotografía.

CICLISMO, NATURALEZA, FOTOGRAFÍA, MTB, RUTAS.

viernes, 15 de septiembre de 2017

LA MURALLA CHINA 10/9/2017

Se le conoce con el nombre de Muralla China de Guadalajara al tramo de carretera que serpentea el cañón del río Jaramillo atravesando el barranco de la Hoz. Se localiza entre las poblaciones de Campillo de Ranas y Corralejo y salva un descomunal desnivel a través de una pista de hormigón rayado. A lo lejos el parecido con la original muralla China es evidente.

Muralla China.


Impresiones:

Sensacional día de ciclismo-aventura el que nos hemos marcado mi colega Chino y yo. De esas salidas que se quedan grabadas en la memoria para siempre. Probablemente la mejor ruta que haya hecho hasta la fecha con bici de carretera. Recorrido que tenía en el tintero desde el año pasado y que por unos u otros motivos estaba dejando pasar. Hoy por fin hemos saboreado una impresionante ruta que recomiendo a todo aficionado que le guste disfrutar del ciclismo dentro de un entorno natural sin igual, alejado totalmente de cualquier rastro de civilización durante muchísimos kms. Comentar que pese al duro trazado impuesto las sensaciones han sido buenas toda la jornada, terminando bastante entero y confirmando que la resistencia es una de mi mejores cualidades. También la bajada de temperaturas me ha ayudado mucho a sentirme menos sofocado y rendir mejor en las subidas. Decir que hemos flipado con el tramo de la Muralla China es quedarnos cortos. Visualmente es alucinante e impresiona lo suyo pero una vez metido dentro de la pista de cemento el dolor y el sufrimiento tanto para bajar como para subir esta garantizado, es un tramo demoledor.


Recorrido:

Se trata de un trazado circular espectacularmente bello y duro que se inica en la población de El Berrueco y que discurre por la Sierra Norte de Madrid en dirección a los pueblos de arquitectura negra de Guadalajara pasando por la Sierra de Ayllón y por lugares aislados e insólitos de la España profunda. Un recorrido magnífico por carreteras desiertas, olvidadas completamente por el hombre y los vehículos a motor que ofrece paisajes tan agrestes como salvajes. El principal protagonista de la jornada es el paso por la espectacular Muralla China aunque también se debe pasar por otros lugares dignos de mención como la Presa del Atazar, El Pontón de la Oliva, Presa del embalse de El Vado, el puerto de La Hiruela, la Presa de Puentes Viejas, las aldeas de arquitectura negra de Guadalajara como El Espinar, Corralejo y Campillejo o los pueblos madrileños de Montejo de la Sierra, Pradena del Rincón o Mangiron como más significativos. A tener en cuenta que en algunos tramos el firme de la carretera se encuentra en pésimo estado y podemos encontrarnos con asfalto derruido, gravilla y numerosos baches. Ruta altamente recomendable por lo precioso del recorrido que se realiza dentro de un entorno natural privilegiado.


Datos:

Distancia: 129 kms
Tiempo encima de la bici: 6h 23m
Tiempo total: 6h 57m
Velocidad media: 20'3 km/h
Desnivel acumulado: 2.616 metros.


Embalse del Atazar.


Primeros kms se desarrollan bordeando el embalse del Atazar y posterior descenso del Alto Cancho Cabezas.


Presa del Atazar.


Tras dejar a un lado la entrada al Pontón de la Oliva se toma la CM-123.


De seguir rectos llegaríamos a Tortuero, pero para seguir la ruta se ha de tomar este desvío hacia Valdesotos directos al "far west".


Este tramo se desarrolla por una estrecha carretera olvidada del tráfico.


Por esta zona hay que afrontar una larga recta que va trepando por la montaña con pendientes constantes que nunca bajan del 10% de desnivel.


Merece la pena recrearse mirando los espectaculares campos verdes de la comarca.


Chino y yo lo flipamos durante toda la ruta admirando el hermoso y abrupto paisaje.


En algunos puntos concretos el estado del firme se encuentra en pésimo estado.


Por esta zona disfrutamos de un ambiente prácticamente salvaje. Parece mentira que nos encontremos a tan solo una hora y media de Madrid.


Montañas escarpadas con cortadas rocas en las que se pueden observar las capas de las pizarras  y las aristas de las cuarcitas dejan un grandioso panorama a nuestro paso.


Presa de El Vado.


Embalse de El Vado.


La carretera que rodea el embalse se caracteriza por tener un asfalto rugoso, con baches y algo de gravilla en algún punto concreto. Terreno pestoso para nuestras bicis aunque precioso para la vista porque recorre un bonito y frondoso bosque.


Nuevo cambio de dirección que nos hace abandonar la anterior carretera en dirección a los pueblos de arquitectura negra de Guadalajara.


La tranquilidad y el silencio son peculiaridades de la zona. Sin esforzarnos demasiado podremos escuchar los sonidos de la naturaleza.


Después de 70 kms de ruta llegamos al primer vestigio de civilización al pasar por la aldea de Campillejo donde hicimos una breve parada. 


El pueblo de El Espinar anclado en la cima de la montaña.


Al fondo en el horizonte se divisa el Pico Ocejón.


¡Y de repente!.. nos encontramos con La Muralla China.


La carretera desaparece dejando paso a una pista de hormigón rayado con estrías onduladas que primero desciende por el barranco de la Hoz para cruzar el río Jaramillo por un pequeño puente e inmediatamente asciende remontando la otra ladera.


Aquí toca sufrimiento durante la bajada y durante la subida. En el descenso te sientes como si estuvieras dentro de una batidora a punto de estallar.  En la subida hay que darlo todo para superar la fuerte pendiente con rampas que alcanzan el 16% de desnivel.


Tuve que tirar de orgullo y del desarrollo más cómodo (el 34-32) para superar esta parte de la ruta.


El entorno que rodea la Muralla China es majestuoso, dentro de un marco natural que impresiona nada más verlo. Es digno de admirar durante unos minutos para deleite de nuestros sentidos.


Para la ocasión vestía el maillot de la Marcha Alberto Contador. Hoy precisamente se retiraba del ciclismo profesional y quería rendirle mi tributo y homenaje personal. Gracias Alberto por darnos tantas alegrias. 


Más adelante la pista de cemento desaparece dejando paso a un camino asfaltado que sin embargo sigue picando para arriba sin piedad.


Tras superar la población de Corralejo la carretera mejora notablemente pero la pendiente no da tregua con rampas que pasan con creces el 10% de desnivel en muchos puntos.


Durante más de 6 horas de ruta apenas nos cruzamos con cuatro o cinco coches y ningún ciclista. Pero si nos hicieron compañía en más de una ocasión las vacas y los moteros que campan a sus anchas por estas carreteras. 


La última dificultad del día era el ascenso al Puerto de La Hiruela, un buen segunda categoría que comienza suave aunque en sus kms finales la pendiente se endurece.


Bonito tramo de curvas de herraduras.


Con el paso de los años uno ya se va conociendo un poco y sabe cómo funciona. Es evidente que la resistencia es una de mis cualidades. Jamás ganaré a nadie esprintando en un puente, pero sí que puedo pasar muchas horas encima de la bici sin desfallecer.


Preciosas vistas de la ladera norte del puerto de La Hiruela.


Durante toda la subida tuve buenas piernas e incluso pude mejorar mi mejor marca aquí. Chino se mostró muy fuerte durante toda la ruta aunque en esta subida sufrió más de lo esperado.


Llenando bidones en Montejo de la Sierra, aún nos quedaba mucha tela por cortar hasta llegar a El Berrueco donde habíamos comenzado la ruta hace horas.


Pradena del Rincón.


Detenidos en el semáforo de La Presa de Puentes Viejas.


Cruzando la Presa por el incómodo adoquinado.


PERFIL:






TRACK DE LA RUTA:



Powered by Wikiloc

viernes, 8 de septiembre de 2017

EL BARCO DE ÁVILA- LA COVATILLA- TREMEDAL- CABEZAS ALTAS 3/9/2017

Exigente y bonito recorrido de alta montaña que parte de la histórica población del Barco de Avila para después adentrarse en la Sierra de Béjar para acometer la sensacional subida a la estación de esquí de la Covatilla. Además durante la ruta se debe superar el vistoso puerto del Tremedal por Becedas y la preciosa ascensión a la aldea de Cabezas Altas.

El Barco de Ávila.


Impresiones:

Comencé a idear esta ruta hace casi un año cuando pasé un fin de semana de casa rural en Cabezas Bajas, en aquel momento ya ví las posibilidades que ofrecía esta zona para la práctica del ciclismo. Hoy largo desplazamiento de casi dos horas en coche desde Getafe a la histórica población del Barco de Avila para situar el comienzo de la ruta. ¡Por supuesto que merece la pena!, ir tan lejos para realizar este tipo de rutas y disfrutar con la bici de lugares preciosos y sitios con mucho encanto que no tengo cerca de casa. En esta ocasión me habría gustado que algún amigo me hubiera acompañado para compartir el entorno, los paisajes de esta zona y sobre todo esa sensación maravillosa de ir en bicicleta por carreteras desiertas mientras te encuentras en medio de la inmensidad rodeado de montañas. Difícil describir, precioso de ver. El descenso de las temperaturas que estamos teniendo estas últimas semanas me ha venido fenomenal para mejorar mi rendimiento. Hoy me he sentido mucho menos fatigado, pudiendo recuperar bien después de cada puerto y terminando la ruta bastante entero. Comentar que ha sido todo un privilegio encontrarme con ciclistas y lugareños en todas las cimas de los puertos y poder charlar un rato con ellos sobre el mundo del ciclismo y la zona en particular. Siempre ha sido una de mis motivaciones principales en mi vida conocer sitios nuevos  y descubrir lugares.


Recorrido:

El trazado propuesto incluye la ascensión hasta la estación de esquí de la Covatilla, una dura subida con un tramo de 4 kms realmente puñeteros por encima siempre del 10% que harán temblar nuestras piernas. También se debe subir el puerto del Tremedal, una bonita subida que se realiza por una estrecha carretera de montaña que ofrece unas estupendas vistas mientras se va ganando altura. En el descenso de este puerto hay que extremar las precauciones por el mal estado del terreno, con un asfalto derruido y bacheado. La última dificultad montañosa del día es la subida hasta la aldea de Cabezas Altas, una preciosa subida, que se realiza bajo el cobijo de los árboles, y que en época otoñal hará las delicias de nuestros sentidos al estar rodeados de distintas tonalidades de hojas que recrean un lugar de cuento de hadas. Destacar que la ruta se realiza dentro de un entorno natural privilegiado pasando por el valle del Aravalle y del Tormes, la sierra de Béjar y la imponente presencia del macizo de la Sierra de Gredos que nos acompañará durante gran parte de la ruta.


Datos:

Distancia: 84'5 kms
Tiempo encima de la bici: 4h 43m
Tiempo total: 5h 42m
Velocidad media: 18 km/h
Desnivel acumulado: 2008 metros.


Altimetrías:

La Covatilla



Poco después de las 9 de la mañana me pongo en marcha. Hace fresquito y se hace necesario incluir los manguitos y un chaleco para no sentir frío.


Entrando en la provincia de Salamanca.



viernes, 1 de septiembre de 2017

EL PIÉLAGO por La Iglesuela 27/8/2017

El puerto del Piélago es por su longitud (19 kms), desnivel acumulado ( 763 metros) y sobre todo por el precioso tramo final desde la población de Navamorcuende hasta su cima, la subida más interesante de la provincia de Toledo. Por esta vertiente del Tietar podemos deleitarnos con una ascensión muy regular con vistas a la Sierra de Gredos.


Subida al Pielago.


Impresiones:

Jornada marcada por la intensa lluvia que he tenido que soportar durante las dos últimas horas de ruta. Aunque todas las previsiones meteorológicas apuntaban a que efectivamente la lluvia haría apto de presencia en algún momento de la mañana. Yo he hecho caso omiso a todas las alertas y me he aventurado una vez más a salir con mi bicicleta por las carreteras. Pero cuando se dispone de solo un día a la semana para hacer rutas largas y ese día coincide con mal tiempo, ¿qué debo hacer?, ¿sentarme en el sofá de casa?. Mientras haya ganas y el cuerpo me lo permita seguiré saliendo con la bici aunque llueva, nieve o haga más de cuarenta grados a la sombra. Evidentemente la salida se ha hecho dura por las condiciones climatológicas que han sido muy desfavorables en la segunda mitad del recorrido pero con el chubasquero no he pasado nada de frío y además me sentía seguro con la luz roja trasera destellante que he acoplado a la tija para ser más visible. Al llegar al coche toda la ropa estaba empapada de sudor y agua y he tenido que cambiarme entero, lo peor eran los pies que estaban calados y helados. Pero aun así satisfecho por cumplir el recorrido propuesto y salir airoso de un día complicado. También se puede disfrutar de las adversidades, yo lo hago. Sin sacrificio no hay recompensa.


Recorrido:

Trazado circular que pasa por las provincias de Madrid, Avila y Toledo, que se inicia en San Martín de Valdeiglesias para recorrer el valle del Tietar hasta llegar a La Adrada donde se toma dirección a La Iglesuela, poco más adelante al paso por Gargantas Torinas comienza el puerto del Piélago, una ascensión muy bonita en sus últimos 9 kms tras pasar Navamorcuende que nos llevará por una carretera estrecha rodeada de un frondoso bosque de castaños, pinos y robles que bien merece otra visita en época otoñal que seguro hará las delicias de muchos. El descenso y el posterior tramo hasta llegar a Fresnedilla se realiza por una carretera en pésimo estado. La parte final de la ruta en las aproximaciones a Cenicientos y Cadalso de los Vidrios se puede hacer dura porque hay varios repechos importantes que salvar. Salvo la Cl-501 el resto de las carreteras apenas soportan tráfico. Tampoco es fácil ver a ciclistas por la zona que es bastante solitaria.


Datos:

Distancia: 106 kms
Tiempo encima de la bici: 4h 35m
Tiempo total: 4h 58m
Velocidad media: 23'1 km/h
Desnivel acumulado: 1525 metros.


Otras rutas por la zona:

Puerto de Mijares por Gavilanes


Altimetría

Puerto de El Pielago por la Iglesuela



Antes de las 8 de la mañana me pongo en marcha desafiando las previsiones meteorológicas. Con los manguitos puestos y con el chubasquero en el bolsillo.  


El tramo entre La Adrada y La Iglesuela se realiza por una carretera rodeada de árboles que provocan un efecto túnel.